Noticias | parapentemedellin

NO TIENES PRODUCTOS

0 PRODUCTOS

Noticias

Colombia, cielos abiertos para la aventura

jueves, 05 de marzo de 2015.

Dos marcas de vuelo en cielo paisa

Una cosa es volar solo y otra, muy distinta, hacerlo en compañía “cargando” a alguien.

Pues en esa aventura se enfrascaron cuatro parapentistas antioqueños aprovechando la temporada de buenos vientos que tiene el país por esta época para realizar vuelos antes intentados pero jamás finalizados con éxito.

Dos pilotos lo hicieron en solitario (monoplazas), dos más en pareja (tándem). Y, ambos casos, con cierre triunfal.

“Siempre hemos tenido la idea de hacer vuelos largos, inicialmente pensamos en ir de Medellín a Manizales en vuelos de placer, lo hemos intentado, pero se nos dio esa posibilidad gracias al buen clima que ha imperado”, cuenta Felipe Arboleda -Palustre-, uno de los protagonistas de esta aventura.

Los otros son Gustavo Monsalve -Tom Sawyer- y Héctor Hugo Flórez -el Flori-, quien realizó el viaje llevando consigo a Jadisson Peña, el más novato del grupo.

Partieron de San Félix, pasaron por Armenia Mantequilla, Bolombolo, Jardín, Riosucio y terminaron en un punto llamado Bonafont, pequeño corregimiento caldense.

“Volar en cross es sensacional y si tenemos un objetivo -récord-, de por medio, mejor. Supimos aprovechar esta época del año en que hay buenas condiciones: buen sol y vientos térmicos no fuertes”, apunta Monsalve.

Y aunque los registros del vuelo en los gps de estos pilotos ya están en poder de la Federación Colombiana de Deportes Aéreos para su certificación como récord en Antioquia, la satisfacción es grande.

Palustre y Tom Sawyer volaron 108.8 kilómetros en línea recta (todo el recorrido fue de 147 kms); emplearon 5 horas y 28 minutos, y surcaron los cielos desde los 500 metros distante del piso hasta los 3.150 metros de altitud. La marca en Colombia es de 162 kilómetros, logrado en el valle de Roldanillo hace tres años.

Flórez y Jadisson recorrieron un poco menos -100.8 kilómetros-, terminando en Supía pero, aún así, es registro nacional como vuelo biplaza.

“Volamos hasta que las condiciones del clima fueron favorables. De no ser así hubiéramos seguido hasta Risaralda”, cuenta el Flori, quien años atrás ostentó el título de mejor parapentista del país. La idea es seguir haciendo vuelos largos, estableciendo rutas e imponiendo récords.

“Igual, fomentar los vuelos entre amigos, disfrutarlos”, agrega Felipe, quien ya tiene entre ceja y ceja su próximo reto: llegar a Pereira.